Actualizado en data 11/10/2017

rss
facebook
twitter
mouraGaliciaEncantada
mouraGaliciaEncantada

Alcaparra do Bierzo

Según la leyenda, la ciudad de Alcaparra era un poblado minero que se
encontraba en lo que hoy es el lugar denominado Leitosa en el pueblo de
Veigueliña, Villafranca del Bierzo (León).
Llegó un viejín pidiendo un poco de pan al citado poblado y como estaban
cociendo pan cortaron un trozo de masa y lo metieron al horno, pero esta
empezó a crecer tanto que no quisieron darle la bolla que salía.
Volvieron a introducir otro trozo de masa más pequeño, y otra vez creció
tanto, que al final no querían darle el pan. Solo un hombre bueno que había
por allí salió en su defensa pidiendo que le dieran el pan. Viendo la poca
caridad que había en aquel pueblo, el visitante le dijo a este hombre bueno
que le acompañara a la salida del pueblo y que no mirara atrás hasta que lo
perdiera de vista. Cuando pudo mirar, vio toda la ciudad de Alcaparra
hundida por su codicia y el hombre bueno creyó que el viejo visitante era
Dios que había venido a probar a los hombres.

[Texto elaborado por Juan José Rodríguez, de Vega de Espinareda, León]

NOTAS:
1. La Leitosa es una de las grandes explotaciones auríferas romanas en la
comarca del Bierzo, eclipsada sin duda por la magnitud de "Las Medulas",
pero que, con los 40 millones de metros cúbicos de tierra removidos
durante la explotación, bien merece una visita. Está en las inmediaciones
de Paradaseca en el municipio de Villafranca del Bierzo.
2. Contaba mi madre que había un maestro que los hacía salir de la escuela
del citado pueblo de la Veigueliña y, mirando a la Leitosa, gritar: ¡Viva la
ciudad de Alcaparra!

Véxase máis información e plano de localización: La Leitosa


Comparte en.

Facebook Twitter Email

Imprimir.

PDF Online

Enviar comentario a este artigo: